VICENTE: REVER REGLAMENTACIÓN MEDICA PARA CORREDORES

En la pasada Sesión de la Junta Departamental de Rocha , el Edil Fernando Vicente solicitó que se revea la reglamentación de solicitarle a los corredores amateurs la certificación médica de aptitud física.

A continuación alcanzamos lo señalado por el citado Edil.

-«Hace muy pocos días, se realizó la primera fecha de la excelente competencia departamental, Circuito
Rocha, como es costumbre, se solicitó un deslinde de responsabilidad y me llamó la atención que
también se pedía certificación medica de aptitud física.


El decreto 312/021 reglamenta la ley 19.828 del 2019. El artículo 8vo. del mismo dice “Para la práctica
de cualquier actividad física y/o deporte con fines recreativos, en cualquier institución pública o privada,
se requerirá el Control de Salud (ex Carnet de Salud) …” y continúa mas abajo diciendo “Toda institución
pública o privada que organice competencias o actividades que impliquen actividad física o deportiva,
tales como torneos, competencias, certámenes, maratones, estarán obligados, bajo su mas estricta
responsabilidad, a exigir con carácter previo, a todos los participantes, el Control de Salud o el
Certificado de Aptitud Deportiva vigente, …”

Una posible conclusión sobre los antes referido sería que, la actividad física y/o deportiva, son peligrosas
y solo se deben efectuar bajo supervisión médica.


Ahora veamos algo que dice la OMS, que la inactividad física es el 4to. factor de riesgo de mortalidad,
con el 6% de las muertes a nivel mundial. También la inactividad o sedentarismo, es el principal
desencadenante de las principales enfermedades no trasmisibles, las cuales son de larga duración,
evolución lenta y ocasionan elevados gastos del sistema de salud, las más importantes, enfermedad
cardiovascular, diabetes y cáncer. Hay estudios que dicen que una vida sedentaria, tiene consecuencias
comparables a las de fumar.


También tenemos estadísticas que dicen que el riesgo de morir corriendo una maratón (42.2K) es de 1
de cada 150.000 participantes y se sabe que en mas del 80% de las muertes en maratones, las personas
han tenido síntomas antes o incluso el mismo día de la carrera.


Por otro lado tenemos un gran tema de la medicina actual, el sobre diagnóstico y el sobre tratamiento
que amenaza en convertirse en una pandemia, es el riesgo de hacer pruebas y tratamientos médicos
cuando no están justificados, la “medicalización” de la población sana que además incrementa los
costos de los sistemas de salud. En la actualidad el límite entre la salud y la enfermedad se ha convertido
en un concepto difuso y difícil de determinar, la enfermedad ya lo abarca casi todo en función de una
“vorágine medicalizadora” que conjuga las mejores y peores intenciones, médicos que quieren lo mejor
para sus pacientes, comparten el tema con las empresas interesadas en vender tratamientos.
No quiero dejar de referirme tampoco que por ejemplo en los Estados Unido de América, la tercer causa
de muerte, es la iatrogenia, la muerte por errores médicos.


Para terminar una reflexión, el estado por querer proteger a algunos ciudadanos, desestimula una de las
cosas mas saludables que existen, la actividad física y/o deportiva, porque insinúa que hacer deporte
puede llegar a ser peligroso, sin tener en cuenta que el riesgo mayor, está en el sedentarismo y en el
sobre diagnóstico y sobre tratamiento de enfermedades.

Entendemos que se exija el Certificado de Aptitud Deportiva, cuando se compite a nivel profesional o federado, ya que el deportista está “obligado” por su contrato y podría darse el caso de estar en peligro su salud por su obligación, pero en el caso del deportista aficionado, el cual practica un deporte por salud, diversión o pasatiempo, con solo presentar un deslinde de responsabilidad, debería poder participar en las actividades organizadas sin que decida un médico por él.

Aquí entra también un tema de libertad individual, de derechos, de libre
albedrío sobre como manejar la vida de cada uno, mientras no se perjudique a los demás. No se ponen
reparos en la elección de lo que come o consume la gente en general, podemos fumar, vivir sentados,
comer la comida menos saludable del mundo, pero no podemos correr una carrera sin el permiso de un
médico.
Creo que se debería rever esta nueva reglamentación, estudiar el tema viendo todos los puntos de vista
y no quedarse en una regla que parece buena y resulta que tiene mas contras que virtudes».

A continuación, en el siguiente enlace, alcanzamos la palabra de Fernando Vicente ,expresandose sobre el tema.