AM-ARTE: ARTIVISMO ROCHENSE EN ESTADO PURO (Escribe Kevin Dirienso Poter)

ESCRIBE KEVIN DIRIENSO POTER
PERIODISTA INVITADO

Y un día volví al teatro. Hacía años no lo hacía, y de hecho no soy un gran fan de esta rama del arte que expone, interpela y conecta. Para quien aún no sabe, o no me sigue (pueden hacerlo en @kevindpoter) con mi familia hemos decidido cambiar rotundamente de vida y nos vinimos a vivir a un balneario de la costa del este en Uruguay. Y tal cambio radical de vida me dió la posibilidad de disfrutar una velada completamente distinta. Pero basta de cháchara y a los bifes.

La noche del domingo 31 de julio era especial. No sólo porque habíamos visitado a la familia en un balneario cercano, sino que por cuarta vez desde su estreno la obra local, Am-Arte, volvía a presentarse a sala llena en el Centro Cultural de Punta Del Diablo. Desde el vamos la ansiedad era notoria ya que los comentarios recibidos previamente eran super alentadores y que además dejaban un halo de misterio. «Uff es fuerte» decían algunos, «impactante» decían otros, «esta de más» coincidían todos.

Y así fue como cerca de las 19 hs. de la ya noche cerrada del domingo empezamos a caminar por las calles mitad arena, mitad piedra de este balneario tan energético llamado Punta Del Diablo. La caminata duró unos 15 minutos y de repente entre la oscuridad total y bajo un manto estrellado se podía apreciar un container moderno con un deck en la entrada y luces de cervecería artesanal que eran la única luz de varios metros a la redonda. «Llegamos» dijo nuestro guía que además de llevarnos hasta el Centro Cultural nos dio un tentempié de lo que veríamos a continuación.

La entrada decía «19:30 hs. Puntual» pero como toda buena obra la espera se hizo desear unos 15 minutos más. La Ansiedad ya era todo. Imagínense estar en el medio del bosque diablense, casi a oscuras y por ver una obra de teatro «impactante». Eran 19:35 hs. Cuando la puerta se abrió y luego de mostrar nuestra entrada pasamos a la sala perfectamente acondicionada y ya en clímax de obra. Los telones negros, la música y las luces tenues generaban un ambiente que te chocaba con tan solo entrar. Pasamos de la oscuridad del bosque que de día es el Parque Público a la intimidad de una obra a priori fuerte e impactante.

Lo primero que llamó mi atención fue que las actrices estaban ya en escena, quietas, acostadas y entrelazadas como si todas ellas formarán un solo cuerpo energético. Como te dije al principio no soy un gran fanático del teatro. Me gusta y lo disfruto pero tal vez no es mi primera elección a la hora de pactar una salida. Sin embargo ese gran clima generado decir una palabra me atravesó demasiado.

Poco a poco la gente se fue acomodando y el corte de luces llegó para que la obra comience. «Am-Arte» es un concepto en sí mismo. 5 mujeres y un personaje central que jamás aparece físicamente llamado «Juan» van contando historias de un modo lleno de compromiso y que por la forma del relato te choca, te impacta, te incomoda. La violencia tiene muchos modelos y somos víctimas y victimarios muchas veces sin darnos cuenta, eso es lo que trae esta obra, te concientiza sobre lo que hemos normalizado y sobre aquello que aún pasa a diario.

La obra transcurre con cada historia y el climax va y viene según cada relato. Mientras cada personaje cuenta su historia hablándole a Juan la sensación es que el público es Juan y eso, créanme eriza la piel, la mente (las otras 4 actrices) se mueven al son de ese relato. Un aspecto que sin dudas es un detalle que destaca la propuesta.

@turma_datrip

Antes de entrar a la sala tenía ciertas referencias pero la sorpresa fue grata al vivenciar la obra y sentirme totalmente interpelado por la misma. «Esto es artivismo» me comentó una de las actrices y ahí esta la clave de Am-Arte, un espectáculo que no sólo entretiene sino que tiene un fin, que deja algo en el público y del que no salis igual que como entraste.

Bajo la dirección de Laura Lasalvia, las actrices Sol Pittau, Valeria Tapia, Anauê Braz, Florencia Barrera y Maru Tellechea, logran consolidar un gran resultado final que desde su estreno no para de generar grandes respuestas. Sin dudas un gran guión y un gran trabajo en equipo de estas 6 mujeres que ponen el corazón en cada recoveco de la obra.

Así terminó esta cuarta presentación en el Centro Cultural de Punta Del Diablo y para la quinta habrá que esperar, ya que Am-Arte sale de gira por Brasil y ojalá por más países que puedan recibir de la mejor manera esta propuesta más que interesante. Rocha, Chuy, Lascano y Punta Del Diablo ya la vieron, aún resta mucho camino por recorrer y muchos espacios por llegar, pero desde ya «el deseo de terminarlo todo como sea y no hacerlo. O sí» merecen tu atención.

La caminata entre los médanos diablenses ya no fue la misma. La noche era una realidad y mi persona después de Am-Arte también. La reflexión, la autocritica y la conciencia se apoderan de vos cuando salis de la sala y te encontras nuevamente con vos mismo. Ojalá esta obra llegue a más y más público y ojalá el mensaje que brinda siga expandiéndose, por lo pronto yo asiento a quienes me han dicho, «uff es fuerte»…

KEVIN DIRIENSO POTER, PERIODISTA INVITADO,

ACÁ DEJAMOS SU RED SOCIAL DONDE VUELCA SUS TRABAJOS

https://instagram.com/kevindpoter?igshid=YmMyMTA2M2Y=