HOY PUEDE SER UN GRAN DÍA

Hoy puede ser un gran día

Por Yalis Fontes

Finalmente llegó la hora.

Este jueves a las 20:30 horas, en el mítico Centenario, Uruguay enfrenta a Perú con la chance de obtener su pasaje directo a Qatar 2022.

Hoy, claramente , puede ser un gran día para el futbol uruguayo, ya que luego de una tormentosa eliminatoria, llegamos a esta etapa con esta clara posibilidad de clasificar, por primera vez en este sistema, de manera adelantada.

Pero no será fácil, claro, nada lo es.

Será una instancia dura, ante un rival extremadamente complicado.

Perú cuenta con un gran entrenador, Gareca, que le dio la idea de trabajar en equipo lo que le ha permitido obtener buenos resultados y llegar a esta instancia, como Uruguay, dependiendo de si mismos.

Sumó al futbol de buen pie, técnico, habitual de los incaicos, el aspecto de entrega ,carácter y sacrificio, y eso los hace peligrosos.

Sus jugadores, que no juegan en grandes ligas y con escasos minutos algunos, se han potenciado en la selección, obteniendo máximos rendimientos y convirtiéndose en un equipo de temer (que lo diga Colombia, a la que sepulto casi sus sueños mundialistas en la misma Barranquilla).

Precisamente en este partido ante los cafeteros, mostraron experiencia en el manejo de momentos críticos, defendiendo y sobrellevando el temporal colombiano , esperando la oportunidad y aprovechando la única ocasión que se le presentó para obtener la victoria.

En los celestes la llegada de Alonso revitalizó a la selección, levantó la confianza y más allá de los aspectos futbolísticos , la positiva actitud de los jugadores fue notoria, con una intensidad y dinámica en todo el terreno que parecía olvidada.

La presión alta, el ahogo al rival, golpearlo donde más le duele, serán seguramente armas claves para el juego.

Pero Uruguay tiene otra arma que en estos partidos puede ser clave: la jerarquía de sus jugadores, que además están acostumbrados, adaptados a estas circunstancias, de competir al limite, de jugar estas instancias decisivas, culminantes, más allá de sus presentes en sus clubes.

Los jugadores uruguayos lo llevan en su ADN.

Eso, por encima de todo, siempre ilusiona.