LACALLE POU EN LANZAMIENTO DE OBRAS PARA CONSTRUCCION PUENTE SOBRE EL CEBOLLATÍ

Lacalle Pou: “Esta obra es un proyecto humano, social y económico que brinda igualdad de oportunidades a la zona”

El presidente de la República, Luis Lacalle Pou, encabezó, este miércoles 16, el lanzamiento de las obras para la construcción del puente sobre el río Cebollatí, en la localidad de La Charqueada, que permitirá la conexión directa de los departamentos de Treinta y Tres y Rocha. En la oportunidad, destacó el valor integral del proyecto, por la capacidad de trabajo, producción y potencial que presenta la región.

El mandatario asistió al evento junto con el secretario de Presidencia, Álvaro Delgado; el ministro de Transporte, José Luis Falero; el intendente de Treinta y Tres, Mario Silveira; el de Rocha, Alejo Umpiérrez; la alcaldesa del Municipio Gral. Enrique Martínez, Nidia Vera, y representantes de las empresas constructoras.

El motivo del encuentro fue la presentación de las obras del puente sobre el río Cebollatí y la rehabilitación de las rutas de acceso.

Lacalle Pou valoró el trabajo previo para que la labor se concretara y señaló la importancia de esa construcción para la geopolítica del país y las necesidades de los ciudadanos. “Este puente se hace porque hace 50 años que los vecinos están pateando para que se haga, porque entienden que es una vía de pasada, acceso y traslado de la producción”, manifestó.

Además, indicó que es una gran oportunidad para esta zona del país, donde hay mucho trabajo, producción y potencial para aumentar, pero falta infraestructura.

También comunicó que se reunió con un inversor de Brasil, quien le transmitió que el Gobierno de ese país priorizó la posibilidad de que la producción de esta región salga por la laguna Merín, el canal de San Gonzalo y la laguna de los Patos al puerto de Río Grande, lo que abarataría los fletes para los productores.

“Esta obra es mucho más que el puente, es un proyecto humano, social y económico que brinda igualdad de oportunidades a la zona”, aseguró.

Asimismo, en su oratoria, recordó que el primer puente que inauguró fue en Lares, Soriano, y que cambió de forma sustancial la vida de los habitantes. “Eso es lo importante, porque nosotros usamos dinero de los uruguayos”, afirmó.

Lacalle se refirió a la confianza que los ciudadanos depositan en los gobernantes y mencionó que la concreción de las promesas genera esperanza y que sobre la esperanza se genera más confianza. “Tenemos mucho por hacer”, asumió.

Falero dijo que el Poder Ejecutivo es un brazo ejecutor para concretar obras y remarcó el compromiso del presidente de la República para que se transforme en realidad. Además, informó acerca de los trabajos que se llevarán a cabo en las rutas 14 y 6 y en el puente entre La Paloma y San Gregorio. “Hay responsabilidad de acercar a quienes están más lejos y postergados”, enfatizó.

También aseveró que cada obra implica cumplir compromisos con la ciudadanía, desarrollar regiones, acercar la producción y aumentar el tránsito vehicular con planificación estratégica para que el país siga creciendo.

Silveira expresó que es un día histórico para la zona y relató el proceso para efectuar la obra. Remarcó que siempre fue una prioridad para el presidente, porque su finalidad es elevar la calidad de vida de los vecinos. 

En tanto, Umpiérrez recalcó que la nueva infraestructura, además, fue desarrollada con visión estratégica, estatal y de integración. También destacó la receptividad del Poder Ejecutivo para concretarla. 

Inversión en obra pública

El proyecto implica una inversión de 515 millones de pesos y 18 meses de ejecución, a cargo de las constructoras Molinsur, Grinor y Saceem. Comprende un puente de 192 metros de longitud y pilotes de 50 metros, cuya cabecera oeste conecta la localidad de Enrique Martínez y en el este, la playa de La Charqueada en nexo con la ruta 91, entre los departamentos de Treinta y Tres y Rocha.

Además, se prevé la rehabilitación de la carretera citada, en la conexión desde el pueblo Cebollatí con la ruta 17, en la entrada a Enrique Martínez, por lo que es necesario recomponer 8 kilómetros de caminería entre ambas localidades.

Según el Ministerio de Transporte y Obras Públicas, cartera que lleva adelante el proyecto, el objetivo es mejorar la conectividad y la comunicación en la región. Esto permitirá la movilidad de la producción y demás cargas pesadas. Actualmente, en la futura ubicación del puente, la comunicación entre ambas márgenes del río se realiza por medio de una balsa a cargo de la Dirección Nacional de Hidrografía.

El trazado se desarrolla casi en su totalidad dentro de la faja de dominio público y aprovechando la caminería existente, por lo que se minimizan las afectaciones ambientales y de predios privados.

FUENTE PRESIDENCIA DE LA REPUBLICA