GOÑI, EL MÁXIMO RELATOR : LA SELECCIÓN, LOS VIAJES Y BARIZZONI

Por Yalis Fontes

-«No sabes el afecto, la estima, la consideración que tengo por Máximo Goñi…», me dijo mi hermano-cuñado que me dio la vida, el Escribano Roberto Fernandez, cuando le comenté sobre la invitación que Goñi me había realizado para ir al partido de Uruguay -Venezuela.

Y continuó, con esa voz que conozco, cuando se le abre el corazón y cuenta sus cosas de adentro.

-«En el apartamento de Montevideo, en aquellos días duros de la vida, en soledad ,los fines de semana eran el estudio, el mate…y Goñi, siempre Goñi, con sus relatos, me hacían compañía» me contó, con esa complicidad de saber que yo entendía perfectamente de que me hablaba.

Los montevideanos nunca sabrán que pocas cosas generan más nostalgia, para un estudiante de tierra adentro, que los solitarios fines de semana, y más si son tiempos de hablar a media voz.

Quizás , o no, Javier Máximo Goñi, con su sensibilidad de buena gente, sepa lo que genera con sus enérgicos y pasionales relatos de futbol.

Cuando le conté la historia, el Director Periodístico del equipo de Hora 25  ( Radio Oriental 770 AM ) y las transmisiones deportivas de esa emisora frunció el ceño.

Seguro que como la historia de Roberto hay miles, anónimamente agradecidos por su compañía.

Claro que Goñi, el relator más escuchado del país, no es un montevideano más, y los rochenses todos, damos fe de ello.

Es que cada vez que puede, se preocupa, se involucra y hasta se compromete con diferentes asuntos del departamento, y todos soñamos, seguro que como el, que algún día se venga a vivir definitivamente a La Paloma, y nos relate desde acá, sus «Colgálo» o «Que dice Barizzoni !!!».

Por estos días de febrero anda por La Paloma, y en la casa del querido Coruja Quartino lo abordo para una nota, donde me cuenta sus impresiones sobre los dos últimos juegos de Uruguay, debut de Alonso incluido.

En realidad los partidos de Uruguay son una excusa para que me cuente como vivió el viajar , luego de dos años de pandemia, otra vez con el futbol, como diferencial de presentación , y de ser como casi siempre, el único en relatar desde el lugar de los hechos.

También sobre los sentimientos que experimentó de ir a un lugar donde la misma pandemia le había arrancado amigos, amigos que ya no estaban.

También fue excusa, para consultarlo sobre Raul Barizzoni y de paso que nos contara de como nació la icónica frase «Que dice Barizzoni !!!?», apoyado por una emblemática foto que cuelga en su oficina de Radio Oriental con el entrañable comentarista.

A continuación alcanzamos algunas frases de una entrevista que ustedes pueden encontrar en su totalidad en el enlace al final de estas líneas.

La palabra de el mayor relator de estos tiempos en nuestro país, de un riguroso periodista de pura cepa, leal y hasta orgullo de los rochenses, que escapa a la tan temida vanidad que atrapan a los de la profesión, pero fundamentalmente, la palabra de un buen tipo, buena gente, que en definitiva, en este paso por la vida, es lo esencial.

URUGUAY DE ALONSO

-«Respecto al juego fue lo que yo esperaba, yo esperaba un juego intenso, sabía que el tiempo de trabajo era muy limitado, muy perverso, pero confiaba.

Yo tenia expectativa en el y pensé que íbamos a tener un juego intenso, y creo que lo tuvimos, creo que también, a partir del juego, todo lo que el habló, de la fortaleza mental, debe haber ayudado muchísimo.

A Alonso yo lo vi trabajar, y me impresionó tanto que fui a hablar con un Preparador Físico y le comenté que esas cosas no las veía comúnmente y me subrayó que era un fenómeno trabajando. Esas prácticas de Alonso me quedaron, el recién empezaba…entonces pensé en un Uruguay intenso.

Siempre dije ,para mí fue una grosería sacar a Tabarez, puedo estar equivocado pero para mí lo sacaron mal, gente que no es idónea en la materia, que lo demostró en los hechos, fue todo muy desprolijo, irritante.

Tampoco creo que haya existido un cambio radical, ya que si hacemos memoria el partido que perdemos contra Argentina en el Centenario, el equipo uruguayo estuvo muy fuerte emocionalmente, no entró la pelota y nos ganó Argentina, después lo de Bolivia hay que dejarlo al margen, no se puede ser categórico en partidos que se juegan en forma totalmente antinatural ,anormal, a 3.600 metros sobre el nivel del mar, ahí no hay un tema de actitud, de estar concentrado, ni un tema de querer boicotear al técnico…».

VIAJAR NUEVAMENTE

-«En parte fue volver a vivir, pelear en el lugar de los hechos por la vigencia de nuestra radio, pero ir después de la pandemia hermanos del alma ya no estaban, se lo llevó el Covid y les confieso, esto es muy intimo, me faltaba ese duelo y lo hice en Paraguay.

Fue muy especial y relatar el partido, en esta nueva etapa, ya no estaba Tabarez, son 15 años que quedaban atrás, la expectativa por Alonso y que uno pudiera estar en el lugar de los hechos, desde todo punto de vista, estuvo muy fuerte en lo emocional, fue realmente estremecedor».