Ómicron: circulación comunitaria de la variante dominante del Covid- 19 en Uruguay

Es la responsable de los últimos aumentos exponenciales de los contagios; por su comportamiento, está presente en todo el territorio nacional.

Por Marcelo Falca Grupo R Mutimedios

Con la “velocidad de un rayo” y en la misma línea de lo que ocurre a nivel mundial, la variante de preocupación (VOC) Ómicron, se transformó esta última semana en la cepa dominante del Covid-19 en Uruguay desplazando de ese lugar a la Delta, que había sido responsable hasta el momento de la mayor cantidad de contagios y, probablemente, de muertes en el país.

El dato fue confirmado ayer al Diario La R por una alta fuente oficial que, adelantó también, “por su comportamiento, hay circulación comunitaria y ya está presente en todo el territorio nacional”. La variante, detectada por primera vez en Sudáfrica en el mes de noviembre y confirmado su ingreso al Uruguay en diciembre, tardó unos 20 días en diseminarse por todo el país.

“No hay duda epidemiológica alguna de que Ómicron es la responsable del crecimiento exponencial de contagios de los últimos días”, agregó la fuente consultada.

El Ministerio de Salud Pública (MSP) se encuentra “muy atento” a la evolución de esta situación. El miércoles pasado, se confirmaron 5.330 positivos, el día siguiente, se diagnosticaron 5.537 casos, el viernes, 6.104 y el sábado 6.578, lo que elevó a 33.323 la cifra de personas que cursan la enfermedad. Este domingo, la cifra total de casos nuevos bajó a 1721. En esta última semana que pasó, se reportaron en total 25.270 casos nuevos, un salto exponencial de contagios que, en los últimos meses, se habían reducido a menos de 100.

El Ministro de Salud Pública, Daniel Salinas, confirmó el sábado a través de Twitter la existencia de “miles de casos de ómicron” y llamó “a ver lo macro”. “Con miles de casos de ómicron 33 pacientes en CTI 3% con 3 dosis; 18% con 2 dosis y 79% no vacunados. Desacople entre casos y gravedad”, dice el texto, en clara relación a las cifras que ha dejado la campaña de vacunación, y a la diferencia que hay entre los nuevos positivos, los pocos fallecidos y la situación de internación en los Centros de Terapia Intensiva (CTI).

El 29 de diciembre

Las autoridades sanitarias de nuestro país confirmaron la presencia de Ómicron el pasado 29 de diciembre. Junto con el anuncio, se recomendaron una serie de medidas para mitigar los efectos. No obstante, su ingreso data de antes de mediados de mes.

El 14 de diciembre, de acuerdo con el informe del Grupo Interdisciplinario de Trabajo (GIT), se confirmó que una de las 44 muestras positivas para ómicron detectadas pertenecían a un paciente hisopado sin antecedentes de viaje, lo que confirmó el ingreso de la nueva variante antes de esa fecha.

De esas primeras 44 muestras, 23 pertenecían a viajeros (República Dominicana, EEUU, Argentina, Inglaterra, México y África); 5 contagios habían sido consecuencia de contactos con personas que viajaron; 12 no tienen antecedente de viaje ni contacto con viajeros, y de 4 no había información.

Menor riesgo de hospitalización y muerte

Diferentes reportes internacionales indican que Ómicron es la variante más transmisible hasta ahora, incluso más que la Delta, y tiene un período de incubación menor a las otras cepas. Los datos observados en Europa y Sudáfrica indican que la infección supone un menor riesgo de hospitalización y fallecimiento.

¿Qué es el GTI?

El Grupo de Trabajo Interdisciplinario (GTI), que comenzó funcionar en marzo del año que pasó, está integrando por más de 20 investigadores pertenecientes a siete grupos de distintas instituciones del país, informa el sitio oficial del Institut Pasteur de Montevideo. Se agrega que del Institut Pasteur de Montevideo participan científicos del Centro de Innovación en Vigilancia Epidemiológica, la Unidad de Bioinformática, el Laboratorio de Genómica Microbiana y el Laboratorio de Evolución Experimental de Virus. A su vez, de la Facultad de Ciencias de Universidad de la República participa el Laboratorio de Virología Molecular, y del Centro Universitario Regional Norte (CENUR) de Salto, el Laboratorio de Virología Molecular.

Especialistas del Laboratorio Clínico del Sanatorio Americano también integran el GTI. En representación del Ministerio de Salud Pública (MSP) participan los Dres. Julio Medina y Henry Albornoz. Para realizar su trabajo, el GTI recibe semanalmente 100 muestras procedentes de los diferentes laboratorios que conforman la red pública de diagnóstico COVID-19 así como del Sanatorio Americano y eventualmente, otras muestras de interés para el MSP. A esas muestras se les realizará un “screening inicial” para detección de variantes de interés por qPCR y el 25% de ellas serán además secuenciadas para identificar alguna de las variantes ya conocidas y/o nuevas que se pudiesen generar en nuestro país.

Cada grupo del GTI se encargará de diferentes tareas como parte del trabajo colaborativo. Los resultados de esta vigilancia genómica se resumirán en informes que periódicamente el grupo compartirá directamente con el MSP. En el caso de resultados relevantes para la salud pública de la población, serán las autoridades sanitarias quienes en primera instancia comuniquen la información (por ejemplo, la presencia de alguna de las variantes de importancia).