Nueva jornada de integración deportiva (Por Kevin Direnso Poter)

Escribe Kevin Dirienso Poter ,Director General Revista Flow,IG: @kevindpoter, www.revistaflow.com.ar 

(Columnista invitado)

Las lluvias incesantes del sábado 22 de octubre impidieron lo que el sol fulminante del sábado 29 de octubre sí. Es que bajo el proyecto de integración de escuelitas de fútbol realizado por la Dirección de Deportes de la Intendencia, finalmente hubo encuentro. Iba a ser en La Coronilla, finalmente fue en Chuy, pero fue y eso es lo que más nos importa.

Escribe Kevin Dirienso Poter ,Director General Revista Flow,IG: @kevindpoter, www.revistaflow.com.ar 

Desde hace un tiempo a esta parte, desde la mencionada Dirección de Deportes, se viene trabajando en el Baby Fútbol y se promueve la integración y el apoyo a todas las escuelitas de iniciación al fútbol de la región. Es así, como mediante encuentros de integración, se disputa una jornada deportiva entre todas las instituciones o escuelitas invitadas. Lo sucedido el pasado sábado 29 en el Estadio Samuel Prilliac forma parte de este trabajo iniciado durante la pandemia y que fomentan la integración entre niños y niñas que van desde los 3 hasta los 14 años aproximadamente. Previamente y por razones de logística, organización y aforo, se decidió dividir al Departamento por sectores. Sector 1 que comprendía las escuelitas de los barrios de Rocha, de la Aguada, La Paloma, la Pedrera y 19 de Abril. Sector 2 que comprendía Cebollatí, Lascano, Velazquez y San Luis. Y el sector 3 que comprendía Chuy, Barra del Chuy, 18 de Julio, La Coronilla, Punta del Diablo y Castillos.

Durante el evento tuvimos la suerte de charlar con José Luis Bitabaraes, Director de Deportes de la Intendencia, quién muy amablemente entre varios llamados telefónicos accedió a charlar con Rocha Entre Líneas. “Este proyecto lo empezamos a trabajar ni bien asumimos en el gobierno, estábamos en plena pandemia durante el primer año y las fuimos desarrollando por todo el Departamento” nos comentó acerca de los inicios del trabajo desarrollado. Además sostuvo que hasta el momento “hemos llegado a la conclusión que son actividades que han tenido gran aceptación. Estamos con más de 1000 niños hasta el momento y son encuentro donde no se exige nada. No esperamos resultados con esto más que ellos (los niños) puedan compartir, divertirse y aprender valores dentro de estas jornadas”.

Asimismo sobre lo que generan este tipo de actividades, nos contó que, “para nosotros es una satisfacción muy grande ver como ellos aprenden a compartir, a intercambiar ideas el uno con el otro. Estamos muy contentos, la convocatoria de hoy también es algo que es importante y nos pone contentos. Es es nuestro mensaje, no darle presión a los niños, que ya van a tener edad para eso”. Para finalizar nos hizo mención hacia el futuro próximo para este proyecto departamental y nos dejo un mensaje, “este proyecto va a seguir, mientras sigamos al frente lo vamos a mantener. Además queremos apuntalarlo en donde más se necesite para que todos los niños tengan acceso semanalmente a una actividad tan linda como el fútbol. Creo fundamental el deporte para la sociedad, para recuperar valores, unirnos y como factor de lucha contra ese flagelo que es la droga. Creo que el gobierno debe y tiene que aportar a esto y para eso estamos trabajando”.

Desde temprano los alrededores del Estadio Samuel Priliac estaban inquietos. Autos que no paraban de llegar, personas de a pie cargando reposeras y con el termo bajo el brazo. La jornada pintaba interesante y con un condimento extra: un sol intenso que hacía casi imposible encontrar resguardo. Pero ni los 30 grados centígrados a la sombra podían hacer detener a la pelota en el verde Césped del Estadio, ese que nos da la bienvenida al Chuy, ahí donde nace la calle Artigas.

Cuando el estacionamiento estaba a reventar y los familiares y allegados de los gurises se acomodaban en algún lugar bajo sombra, los Dts de cada escuelita se las arreglaban para poner en orden a sus equipos y darles la bienvenida a todos con una charla compartida bajo las palabras del Director de Deportes y su equipo. Cuando el reloj decía que eran las 13:45 hs. la charla termino y se dispusieron al armado de equipos. Cabe destacar que este tipo de encuentros motivan la integración, por ende, los gurises y las gurisas fueron divididos por edad para el armado de los cuadros. El Priliac estaba repleto y listo, dividido de manera que su capacidad total generaba 3 canchas donde, según edad, se iban a jugar en simultáneo todos los partidos.

Protector solar, gorro, cabeza mojada, canilleras, medias y botines era lo que se veía desde algunas de las gradas del Priliac. Es que valientemente, los niños enfrentaban de manera lúdica al sol impresionante. Hubo tiempo para goles, risas, alguna que otra buena muestra de garra charrúa y para una refrigeración compartida con frutas de yapa para todos los participantes. Hubo espacio también para la charla de cierre y para la entrega de diplomas.

La convocatoria y el fin del proyecto son dignas de compartir. El trabajo de todas las escuelitas de la región, en la mayoría de los casos, a pulmón, necesitan visibilidad, porque así como la intendencia presta su apoyo, vecinos, amigos, madres, padres y directivos hacen que todo funcione. Fue emocionante ver como niños de las diferentes localidades aprovechaban el tiempo para entre manoteada de mandarinas, intercambiar figuritas o simplemente charlar sobre quién es el mejor jugador del mundo. Para por un rato ser niños sin que nada más que la excusa de correr tras una pelota, los haga olvidarse de ello.