ALONSO ES EL NUEVO TÉCNICO

Finalmente se confirmó anoche que Diego Martín Alonso es el nuevo entrenador de la Selección Uruguaya.

Lo que parecía una novela, con toques irreales incluidos, como la idea de contratar a Marcelo Gallardo, terminó con la designación de este Técnico de 46 años, que actualmente vive en España.

Lo que fue determinante y sedujo a los directivos de la AUF fue la presencia del Profesor Oscar Ortega en el Cuerpo Técnico del «Tornado».

El «Profe» Ortega es uno de los hombres claves en el proceso del Atlético de Madrid que lidera el argentino Simeone.

En las últimas horas circularon versiones que los futbolistas preferían a quien fue nominado.

La gran pregunta es : ¿ Será que Alonso puede llevar a Uruguay a Catar?

Esa es la apuesta de los directivos, que luego de la destitución de Tabarez , saben que si Uruguay no clasifica, la culpa recaerá en ellos.

De haber dejado al Maestro en el cargo y el resultado fuera el mismo, seguramente el principal responsable sería quien estuvo por más de 15 años dirigiendo a la celeste, pero la medida tomada por el Ejecutivo, en cierta forma lo exonera.

El tiempo, inexorable, marcará la realidad.

A continuación alcanzamos un informe del nuevo entrenador celeste, de Grupo R Multimedio.

Alonso actualmente está radicado en España, donde jugó varias temporadas en su etapa de futbolista (Valencia, Atlético de Madrid, Racing de Santander, Málaga y Murcia) entre los años 2000 y 2006, lleva once meses inactivo tras haber dirigido al Inter Miami de David Beckham entre 2019 y enero de 2021.

¿Cuáles han sido sus méritos para que desde la AUF se hayan fijado en él como sucesor de Tabárez?

En este informe recorreremos su carrera como entrenador, que comenzó tras cerrar su etapa de futbolista en el Peñarol 2011 que dirigía Diego Aguirre e iniciar la de técnico en Bella Vista, logrando en su segundo partido un triunfo ante Nacional que casi le cuesta el cargo a su colega Marcelo Gallardo.

Curiosamente, el final de su carrera de futbolista y el inicio de su etapa de entrenador tuvieron como protagonistas a Aguirre y Gallardo, los otros dos profesionales en los que ha pensado la AUF para el cargo que quedó vacante tras la destitución de Tabárez.

Sus comienzos

Su carrera como entrenador comenzó en 2011, apenas tres meses después de cerrar su etapa como futbolista, integrando el plantel de Peñarol que llegó hasta las finales de la Copa Libertadores de América. El “Tornado” era el centro delantero suplente en aquel equipo donde la dupla ofensiva la integraban Juan Manuel Olivera y Alejandro Martinuccio. La última vez que se vistió de jugador fue en la noche del 15 de junio en el Estadio Centenario, cuando ingresó a jugar los últimos 8 minutos de la final de ida ante el Santos. El partido estaba 0-0 y Alonso convirtió un gol en el arco de la Ámsterdam que le daba a Peñarol la ventaja para encarar la revancha, pero el asistente de la América levantó la bandera sancionando offside y acallando el grito de sesenta mil almas carboneras que abarrotaron las tribunas del Centenario.

Alonso quedó en el banco en el partido revancha, y allí, al concluir la temporada, le puso fin a su etapa de jugador.

Con el diploma de entrenador ya en sus manos, esperó su primera oportunidad para dirigir y le llegó el 12 de setiembre. Bella Vista, dirigido por Pablo Alonso, había perdido los 5 partidos del Apertura 2011 y comenzaba a complicarse demasiado en la tabla del descenso. Fue entonces que la directiva papal le ofreció la conducción del equipo y allí inició su carrera de director técnico, en Bella Vista, donde también se había iniciado como jugador.

Tras un debut con derrota ante Rentistas, al fin de semana siguiente dio el gran batacazo al derrotar a Nacional, resultado que puso en jaque a Marcelo Gallardo, quien estuvo a punto de ser destituido de su cargo por esa derrota, aunque finalmente lo ratificaron y terminó siendo campeón.

El Bella Vista del “Tornado” no pudo salir del último puesto al finalizar ese Apertura. En los 10 partidos que dirigió Alonso el equipo logró 3 victorias, un empate y sufrió 6 derrotas. En el Clausura los números mejoraron y el equipo terminó 9°, tras ganar 6 encuentros, empatar 2 y perder 7. Pero el objetivo de salvar al equipo del descenso lo cumplió con creces, habiendo terminado por encima de seis equipos en esa clasificación por la permanencia.

Buena campaña en Paraguay

Tras su primera experiencia en Bella Vista, al concluir la temporada recibió el ofrecimiento del Guaraní de Asunción.
Con ese equipo terminó el Clausura 2012 en la tercera posición, luego de ser líder gran parte del torneo y hasta en un momento dado habiéndole sacado ocho puntos a su escolta. De todas maneras, se fue con una buena imagen de ese país al cual en no mucho tiempo, volvería.

Fugaz pasaje por Peñarol

A mediados de 2013 llegó a un Peñarol que estaba en plena reconstrucción tras ser campeón del Uruguayo, dirigido por Jorge Da Silva. 

Alonso no encontró resultados y solo condujo al aurinegro seis fechas, habiendo ganado un solo partido, además de haber quedado eliminado en la primera fase de la Copa Sudamericana ante Cobreloa, tras empatar 0-0 en Chile y perder 2-0 en el Estadio Centenario.

Un empate ante Wanderers en el Apertura dejó a Peñarol muy abajo en la tabla y eso hizo que Juan Pedro Damiani tomara la decisión de destituirlo.

Retornó a Paraguay

Otra vez interesantes resultados en este fútbol. Llegó para dirigir a un grande del continente como lo es Olimpia. Su salida fue inesperada ya que en ese momento estaba segundo en el campeonato. Ganó 14 encuentros de los 30 en los que estuvo, empató siete y perdió los nueve restantes.

En México tuvo sus mejores campañas

En el fútbol mexicano Alonso comenzaría el camino a sus mayores éxitos. A fines de 2014 es oficialmente presentado como DT del Pachuca. Allí conseguiría su primer título, al ganar el Clausura 2016. También obtuvo la Concachampions 2016-2017 (torneo similar a la Copa Libertadores y la Champions League), venciendo en la final a Tigres de México.

Ese título de campeón en Concacaf le permitió clasificar al Mundial de Clubes, donde eliminó al Casablanca de Marruecos y cayó en semifinales ante Gremio en alargue, cerrando su actuación con goleada 4-1 ante Al Jazira de Emiratos Árabes en el partido por el tercer puesto.

Terminó su etapa en Pachuca pero continuaría en el fútbol mexicano, donde había lugar para más logros. 

Monterrey lo esperaba (y de qué manera). Consiguió el triunfo más importante en la historia, al ganarle la final de la Concachampions 2019 a su clásico rival, Tigres, a quien también había vencido en la final de 2017 pero dirigiendo al Pachuca. 

Alonso se convirtió en el único entrenador en ganar dicha competencia con dos clubes distintos. 

Pero esta etapa llegaría a su fin unos meses después, cuando fue destituido por una racha negativa de resultados en el torneo local. 

El “Tornado” quedó escrito en las mejores páginas de los libros de los Rayados.

Lo más reciente

Su paso por el país azteca causó mucho revuelo e interés internacional. Tanto es así, que el nombre de Diego Alonso empezó a sonar en grandes del continente como Boca Juniors, Racing de Avellaneda y equipos de Estados Unidos. 

Finalmente eligió la MLS. El proyecto de David Beckham en el Inter Miami fue el que más sedujo al uruguayo, iba a pasar sin pena ni gloria ya que solo consiguió el 33% de los puntos posibles. Dirigió 24 partidos (7PG, 3PE, 14PP). 

En enero de este año dejó el cargo y ya son 11 los meses que lleva sin trabajar.