MAS CUESTIONADO QUE NUNCA

Por Yalis Fontes.

Foto AFP

En un país donde cada vez es más difícil no estar de un lado u otro, donde si no estas de un lado ya eres enemigo sin medias tintas, el futbol, cada vez más ahogado por la vorágine consumista y la inmediatez, no es la excepción.

La realidad marca que el opaco debut de Uruguay en una Copa América, que en las últimas tres ediciones ni siquiera alcanzó a semifinales, encuentra a un equipo que lleva 4 partidos sin convertir, a pesar de tener una delantera envidiada por todo el mundo.

Otra realidad es que no se genera buen juego para nuestros delanteros, en una etapa de su vida futbolística donde cada vez más la necesitan.

Esto ha sido un problema a resolver desde los tiempos que Forlan dejó la selección.

Se complica además si algunos jugadores son ubicados en otra posición a la habitual donde brillan en sus equipos, y la carencia de la elaboración de juego adecuado , sin desborde o juego por las bandas y sin nadie que meta un pase entrelineas, es algo que supera fundamentalismos.

Complica aún más que la defensa no muestra la solidez de otras épocas.

Lo del maestro Tabarez, en mi opinión, ha sido brillante y necesaria en algunos aspectos no menores, que ya hablaremos de ellos cuando llegue el momento de la raya final.

Pero el hoy lo encuentra más cuestionado que nunca, y razones inmediatas a sus detractores, por lo mostrado dentro de la cancha, hay que reconocerlo, no les falta.

Como siempre, el pasional futbol siempre da revancha, y el tiempo, juez inexorable y sin VAR, tendrá la palabra.